miércoles, febrero 28, 2007

DOS MAS


Es miércoles ya, de a poquito, el dolor de estómago, la altura, y el cansancio van quedando atrás. Paralelamente me empiezan a llegar los ecos de la obra.
Hay unos emails que me han emocionado particularmente, hay una llamada que me ha dejado llorando.
"Eduviges es mi papá"
Pero sin duda hay un hecho que me ha trastornado.
El domingo me empecé a recoger, Aurelio hizo un churrasco en su casa y nos juntamos casi todos los amigos queridos. Fue en Cumbaya con los amigos que primero hice en este cariñoso país.
Cerca de las 4 de la tarde hizo su aparición bastón en mano, la abuela de Aurelio. Cuando supo que yo estaba con su nieto se vistió bonito, se pintó sutilmente y atravesó el jardín mirándome. Sus 96 años desaparecieron cuando me soltó-
-Vengo a pedir la mano del profesor.
Después nos abrazamos.
Ya no es miércoles, falta poco para que estos viejos que he traído, vuelvan al teatro para quedarse en la memoria de la gente que habita entre volcanes.

lunes, febrero 26, 2007

sábado, febrero 24, 2007

Sucedió


Taca intentó que no llegase a destino, trataron de que no suba al avión exigiéndonos la vacuna contra la fiebre amarilla, argumentando que si no la teníamos nos deportarían. La idea se les ocurrió a las 4 de la mañana del miércoles cuando teníamos que viajar a QUITO. Tuvimos que despertar a toda mi familia para que encuentren en mi casa las benditas vacunas. Nos dieron de plazo las 6 menos 10 de la mañana. Mi mamá tuvo que en la noche salir de su casa para ir a la mia a encontrar en nuestros cajones esas vacunas. No hubo manera de que TACA entienda que estábamos invitados por la alcaldía de QUITO, por el teatro más importante del país.
"Sin vacuna no suben".
A las seis menos cinco llego mi hermano y mi madre con todos los papeles que encontraron.
Subimos y llegamos, a pesar que de Perú a Quito, en pleno vuelo se abrió la bodega del avión y tuvimos que regresar a Lima.
En Quito nos esperaban con un cartel de bienvenida antes de entrar a migración y obviamente nadie nos pidió nada de vacunas. Un brindis por TACA y ya lo olvidamos.
Despué fue toda una vorágine. Mal de altura, entrevistas, ensayos técnicos, tratar de encontrar a los amigos.
La ayuda invalorable de Gerson para diseñar las luces y para marcarlas en el teatro. La presencia de Santi. Y la producción impecable de Diego.
A las 8y 20 horas del viernes 23 las entradas se agotaron.
Las 750 localidades .
Yo no respiraba bien por la altura estaba agotado de entrevistas y ensayos técnicos. Se notaba la ausencia de Gerardo.
Sonó la tercera llamada.
Después sucedió la magia. Fue lenta. Desde la entrada de Tronco hasta la del Profesor el teatro se iba calentando lenta y firmemente. El Profesor hizo estallar el teatro y casi no puedo acabar con el texto final de la obra porque los aplausos no me lo permitían.
Ahora son las 8 de la mañana en Quito. La función de hoy está por agotarse y debemos ampliar la temporada.
No se cuánto tiempo real tardé en crear Viejos.
Pero ayer sucedió.
Dejo dos comentarios.
El amigo de Diego, el que estaba sentado en la primera fila, aquel que Diego estima mucho dijo
"Tronco es mi padre"
Y la abuela de Aurelio, ella que le aviso que yo estaba volviendo al país y que ella ya había comprado su entrada. Ella que hoy tiene 96 años. dialogó de esta manera con su nieto.
-Abuelita que le pareció el espectáculo?
- Me enamoré del profesor.

En fin .
Sucedió. Estos viejos dejaron de pertenecerme.

martes, febrero 13, 2007

Viejos, El nuevo espectáculo

Después de 12 años recorriendo todo el continente.
Después de 10 años del estreno de "En Camino".
Después de probar grupos, obras en conjunto y hasta una película.
Esta es la obra que tenía guardada, madurando.
Elegí Quito para estrenarla, para volver a empezar desde el centro.
Son todos VIEJOS, y yo quería que se llamara Viejos pero Argentores no me dejó.
Se va a llamar "Algunos Viejos"
Teatro Nacional Sucre 23 y 24 de febrero.
Ojalá que haga reir y llorar.